Colegio de Profesores dice No + AFP

Docencia 60 / diciembre 2016

Breves de Educación

nomasafp

El pasado 4 de noviembre, en el marco del Paro Nacional No + AFP, el Colegio de Profesores, junto a los asistentes de la educación, entregó mediante su presidente, Jaime Gajardo, una propuesta  a la subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara, para modificar el sistema de fondos de pensiones (AFP).

El documento presentado por el presidente del magisterio señalaba que si bien el gremio comprende que el problema de las pensiones afecta a los trabajadores y trabajadoras en su conjunto hay características dentro de la profesión que hacen particularmente sensible este tema.

La primera de ellas es que este sistema de AFP discrimina brutalmente a las mujeres, las que representan alrededor del 72% del profesorado. El hecho de que se calculen sus pensiones mediante una tabla diferenciada, bajo el supuesto de que viven más que los hombres, lleva a las mujeres a extender su vida laboral hasta los 70 años en promedio, lo que convierte a Chile en el país de la OCDE en el que las mujeres jubilan más tardíamente.

La segunda característica guarda relación con el daño a las remuneraciones sufrido por los profesores en la década de los ochenta, situación reconocida internacionalmente por la OIT. Si bien todos los profesionales vieron disminuidos sus salarios durante la dictadura, el caso de los profesores y profesoras fue extremo, llegando a menos de un tercio de lo que ganaban hasta 1973. Además de esto les cotizaron solo por el sueldo base, situación que afectó aún más su jubilaciones.

Como medidas a implementar en el corto plazo, antes de crear un nuevo sistema de previsión social, el documento expresa: establecer un plan permanente de retiro mediante, es decir, que el bono de incentivo al retiro sea permanente y no negociado año a año; buscar una salida a la reparación de la deuda histórica; terminar con la exigencia de los 10 años de servicio correlativos en un municipio o corporación para acceder a dicho plan de retiro y definir nuevos requisitos para acceder al bono poslaboral.

En relación a los principios que debe orientar el nuevo sistema de previsión social el documento señala que “la gran mayoría de los chilenos que participaron en los debates constitucionales señalaron que el principio de la solidaridad debe orientar la nueva Constitución. Eso significa que el nuevo sistema de previsión social debe estar basado en la solidaridad y no en la lógica de la capitalización individual. El principio de la solidaridad se expresa en un financiamiento tripartito (trabajadores, empleadores y Estado) y en la creación de un fondo común, en donde los trabajadores activos financian a los pasivos”.

Como segundo principio se estableció en el documento que el Estado debe asegurar la previsión social como un derecho mediante un sistema público, de este modo no solo se recuperaría la responsabilidad del Estado, sino que además se terminaría con el negocio de las AFP.

En el terreno de las propuestas el documento señalaba que el nuevo sistema debe tener las siguientes consideraciones para los profesionales de la educación: sistema de jubilación que reconozca las particularidades del ejercicio docente; jubilación por años de servicio; sistema de jubilación que ponga término a los aportes individuales; tasa de remplazo de al menos un 75% respecto de la última renta obtenida; el nuevo sistema de jubilación debe tender a mejorar las jubilaciones de los docentes que no entran a la carrera profesional docente; sistema de jubilación que a diferencia del actual no discrimine a las mujeres; y establecer un sistema diferenciado de pensiones para los docentes.

El encuentro terminó con un llamado del presidente del Colegio de Profesores a seguir trabajando para dignificar la profesión docente y para reconocer mediante una jubilación digna a los maestros y maestras que dedicaron su vida a la tarea de enseñar.

AUTOR

Docencia

compartir